Revolver map

viernes, 30 de diciembre de 2011

::TRISTES RECUERDOS::

Habitantes de las zonas bajas de Río Bravo, recuerdan el daño que el agua de drenaje y lluvia hizo en su patrimonio, al finalizar el año 2006. A seis años de suscitada la inundación más atroz de la historia de Río Bravo, residentes de colonias marginadas del norte de esta localidad, llevan presente aquellos días de angustia. “Aunque durante el año que está por finalizar no hubo lluvias copiosas como para inundar las zonas bajas, siempre recordaremos con tristeza la pérdida de nuestro patrimonio”, señalan integrantes de la familia López Cárdenas, de la colonia Ampliación Estero. “Hay personas que emigraron al Valle de Texas y otros lugares de la Unión Americana a trabajar para poder pagar sus deudas con mueblerías de Río Bravo, quienes les habían dado muebles y aparatos a clientes”, indicaron. El agua rebalsó y se metió a viviendas humildes de colonias como Victoria Cardenista, Ampliación Benito Juárez, Estero y su ampliación, Miguel Hidalgo, Monterreal, La Loma, Hijos de Ejidatarios y otras ubicadas en el citado sector. Y es que esta localidad padece el paso de toda el agua de drenaje en un canal que luce destapado hasta el día de hoy, a pesar de las promesas incumplidas de quien fuera gerente de la Comapa, Francisco Pulido Serna. Incluso, la tubería de grueso calibre se quedó en las riberas del canal de aguas negras, no ha habido seguimiento para entubar dicho afluente conductor de aguas de desecho humano. “Ojalá que en el año que está por venir se pueda entubar el canal de aguas negras, esto quitaría todo riesgo de volvernos a inundar y así, se obligaría a la gente para que no siga tirando basura en el dren”, afirmaron .
LO QUE EL AGUA SE LLEVÓ. Habitantes de las zonas bajas de Río Bravo, recuerdan la inundación que afectó sus viviendas en 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada